Conoce el riesgo de las zonas WIFI públicas

Fernando
Fernando
4 min read

El conectarse a alguna zona con WIFI pública, las cuales son generalmente gratuitas, es una buena forma de ahorrarnos un poco de dinero, no obstante, estas conexiones a internet nos pueden suponer varios peligros. En ocasiones, ese monto que no ahorramos termina por multiplicarse en nuestra contra, precisamente este es el tema que abordaremos en este artículo.

Conoce el riesgo de las zonas WIFI públicas – Llamadas no deseadas

Como seguramente ya has podido percatarte, la mayoría de las personas suelen emplear las conexiones de WIFI público sin demasiadas precauciones. Pero esta es una de las formas más simples en las que exponemos datos personales, así como el tráfico de datos que ingresa a nuestro dispositivo.

La buena noticia es que existen algunas formas de protegernos en caso de que nos veamos obligados a hacer uso de estas redes (y es que lo mejor es usar, en primera instancia tus datos móviles o esperar a conectarte en una red que consideres segura).

Exposición de nuestra identidad

Veamos, cuando nos encontramos en nuestra casa, solemos revisar nuestro correo electrónico, mantener conversaciones en las redes sociales, hacer compras (y empleando los datos de nuestras tarjetas bancarias o de procesadores de pago como Paypal, etc.), descargar o subir fotos, videos, consultar información, etc.

Pues bien, muchos de nosotros hacemos exactamente lo mismo en un WIFI público, pero nos olvidamos que este dista mucho de ser una conexión segura. Y lo peor de todo es que a veces ni siquiera prestamos atención al estado de nuestro dispositivo o no llevamos a cabo las mínimas acciones de seguridad.

Así, algunos de los principales ataques que podemos sufrir en caso de no mantener seguros nuestros dispositivos son:

Ataques Man in the Middle

(que en inglés suelen abreviarse como MitM) En este tipo de ataques, una tercera persona puede llegar a ingresar a la conexión entre la red WIFI y nuestro dispositivo, lo que hará que pueda tener acceso a todos los datos que se envían entre ambos. Todo ello, sin que en la mayoría de las ocasiones, podamos percatarnos de ello.

Redes no cifradas

Puede que, de hecho, algunas zonas WIFI se encuentra cifrados y ofrezcan un poco más de seguridad a los usuarios, no obstante, esto no es algo común, y la verdad es que la mayoría de los routers no presentan estas características.

Lo que puede transformarse en conversaciones y datos a los que los atacantes pueden tener acceso sin el más mínimo problema, pues no tendrán la necesidad de decodificar los paquetes de datos. Algo así como entregar tu información en bandeja de plata.

Presencia de malware

Las redes Wi-Fi son lugares en los que fácilmente puede propagarse un virus. De hecho, todo tipo de virus puede ser muy sencillamente empleado en este tipo de redes. Y si no cuentas con un buen antivirus y un firewall, ya te imaginarás lo que puede ocurrir con tu equipo o toda la información importante que guardas (y no sólo en tu dispositivo, sino también en la nube, tu correo electrónico, redes sociales, etc.).

Redes WIFI públicas que no son reales

Sí, así como lo lees, existen redes WIFI que no son reales, y que se tratan en realidad de meras “fachadas” que los atacantes crean para poder ingresar a tu dispositivo y robar información.

¿Entonces, nunca debo conectarme a una red de WIFI público?

Nuestra recomendación es que si cuentas con datos móviles o no es algo de extrema urgencia, lo mejor es no emplear este tipo de redes, por mera seguridad. No obstante, si se da el caso de que debes utilizar de emergencia alguna de estas conexiones, entonces no olvides tener en cuenta los siguientes consejos:

-No admitas invitaciones y asegúrate de apagar el bluetooth de tu dispositivo.

-No realices compras por internet en estos lugares, y menos dejes a la vista los datos de tus tarjetas, ya que más allá de que puedan poner en hacker tú computadora o teléfono, pueden tener acceso a esta información de forma física.

-Mantén actualizado tu antivirus: muchas veces, simplemente instalamos un antivirus y no volvemos a preocuparnos por el estado del mismo. Craso error, sobre todo si piensas conectarte en una red de WIFI público, debes tener en cuenta que tu antivirus esté en las mejores condiciones posibles para repeler el ataque de malware.

-Usa un cortafuego: los cortafuegos o firewall son las mejores herramientas para complementar la seguridad que nos ofrecen los antivirus. Existen muchas opciones excelentes a las que puedes tener acceso de forma gratuita o mediante pago.

Si aún no cuentas con uno, no dudes en instalar uno en tu equipo lo antes posible (no importa si no sueles conectarte a redes de WIFI público, como mencionamos, es el mejor complemento que podemos dar al funcionamiento de un buen antivirus).

Responses